Noticias MTX Elite Bodybuilding

HISTORIA DEL CULTURISMO (PARTE 1)

HISTORIA DEL CULTURISMO (PARTE 1)

 

Muy buenas, como sabéis el culturismo no es de ahora, llevamos mucho tiempo disfrutando de este deporte y yo intentaré contar la historia del culturismo español, desde sus inicios hasta hoy en día, relatando, si procede, anécdotas personales para ilustrar capítulos inolvidables de este bello deporte.

Y claro, siempre hay que empezar por el principio, y el principio del culturismo de competición en España arrancó hace medio siglo. Aunque algunos atletas ya habían triunfado, fuera de nuestras fronteras, como, por ejemplo, Juan Ferrero, Míster Universo en 1951, o Antonio Gallardo, subcampeón de Europa 1964, verdaderamente la primera competición, en territorio español, tuvo lugar en el citado 1964. Y esto fue posible gracias a la revista “Las Pesas” y, en particular, a uno de sus máximos puntales: Mateo Peytibí, uno de los más grandes valedores de este deporte. Todo empezó con la publicación del número 8 de la mencionada revista que rezaba: “¡¡Participe usted en la elección del Mr. Las Pesas!! Un concurso para nuestros lectores. Remita tres fotos junto con sus medidas y nuestros colaboradores elegirán alculturista más proporcionadamente musculado.”

A pesar de ser un deporte nuevo, que no contaba con el beneplácito de las autoridades, pues consideraban que el culturismo era una actividad de homosexuales y exhibicionistas, la convocatoria del primer Mr. Las Pesas fue un rotundo éxito, pronto se recibieron en el apartado de correos 707 de Barcelona, dirección postal de la publicación, decenas y decenas de fotografías que se iban publicando progresivamente. Así mismo, el equipo de redacción, encabezado por el mencionado Mateo Peytibí, comentaba cada una de ellas, reflejando también las medidas de los principales grupos musculares de los participantes.

Como ya he dicho las autoridades de aquella época, es decir, de la dictadura franquista, no veían con agrado la práctica culturista, por ello, hay que encomiar la valentía de la revista por organizar esta primera competición culturista, y, por supuesto, encomiar a los atletas por su participación. Se recibieron fotografías desde muchos puntos de la geografía española, demostrando, con esta actitud, que la afición de este joven deporte minoritario era muy entusiasta, y se repartía por todo el territorio nacional.


Participaron culturistas de gran parte la geografía española, entre ellos, Juan Hernández, de Albacete, de 21 años, con una definición espectacular, su sección media estaba muy cincelada, Manuel Aguilar, de Terrassa (Barcelona), torneado y equilibrado, con un brazo de 31, 5 cm, un muslo de 49 y unos gemelos de 34,5, José de la Peña, vallecano de Madrid, alumno de Eliseo Iglesias en el Gimnasio Vallecas, con un enorme desarrollo muscular, Francisco Ortega del barrio de Schamann en las Palmas de Gran Canaria, muy atlético, Joaquín Carrillo de Cartagena, Murcia, de 22 años, con un brazo de 37 cm, un muslo de 52 y unos gemelos de 35, muy equilibrado...


Otros culturistas que participaron fueron: Francisco Delgado, de Santurce, Vizcaya, de 17 años, con un brazo de 35 cm, un muslo de 52 y unos gemelos de 36, y Teodoro Villaluenga, también de Santurce, de 18 años, con un brazo de 35 cm, un muslo de 56 y unos gemelos de 38, ambos muy atléticos, Víctor de la Fuente, de la Bañeza, León, de 42 años, el más veterano de todos, con un buen desarrollo general, un brazo de 43 cm y un muslo de 61, Alejandro Molinero, de Consuegra, Toledo, con un brazo de 43 cm, un muslo de 60 y unos gemelos de 40, muy grande, destacando deltoides y dorsales.

También mandaron sus fotografías: José Cruz, de Barcelona, de 19 años, con un brazo de 37 cm, un muslo de 53 y unos gemelos de 37, torneado, Manuel Gallardo, de Madrid, alumno de Gimnasio Guzmán el Bueno, muy definido, Begnino Lourido, de Tenerife, uno de los más secos de todos, Francisco Sánchez, del Puerto de Santa María (Cádiz), de 17 años, bien formado pese a su juventud, con un brazo de 35 cm, un muslo de 56 y unos gemelos de 40.

La revista Las Pesas creó una sección especial llamada Participantes destacados, atletas con un nivel superior, en la misma aparecieron: Ovidio Arguiz, de Chantada (Lugo), de 16 años, muy formado y definido pese a su edad, con un brazo de 35 cm y unos gemelos de 36, José Ramón Pérez, también de Chantada y de 16 años, con 39 cm de brazo, 53 de muslo y 37 de gemelo, atlético, Pedro A. Quiñones, de Madrid, de 17 años, que poco después pasó a ser colaborador de la revista, muy trabajado, definido y proporcionado, con un brazo de 32 cm, un muslo de 48 y unos gemelos de 32, y Alberto Rico Serrano, de Elda (Alicante), de 18 años, con un buen desarrollo, gran calidad muscular y arte en la pose.

Los tres mejores clasificados, con trofeo, fueron: Antonio Fernández Jiménez de Córdoba, quedó tercero, con un gran desarrollo muscular, un brazo de 42, 5 cm, un muslo de 64 y unos gemelos de 41, Anastasio A. Martínez, de Logroño, de 19 años, quedo subcampeón, muy seco, con unas fibras musculares a flor de piel, un brazo de 40 cm, un muslo de 58 y unos gemelos de 39, y, por último, Jaime Gallostra, brillante ganador, de Andorra, de 19 años, que entrenaba en el gimnasio Hispano Belga de Barcelona, muy estético, con la espalda en V más amplia y espectacular de todos los participantes, con el mayor brazo, de 43 cm, un muslo de 58 y unos gemelos de 38, recibió el trofeo de manos de Mateo Peytibí. Jaime Gallostra poco después se proclamó Mr. España 1970, y representó a España en el Mr. Universo de París en 1971.


Así pues con el primer Mr. Las Pesas dio comienzo en España el culturismo de competición, como hoy lo conocemos. Aquellos hombres que lo hicieron posible son los verdaderos padres del deporte del hierro, en nuestras fronteras, y no otros que, usando el nombre de este deporte, se creen, o dicen, que lo son.

 

 

 

Por  JUAN MANUEL MENÉNDEZ DE LAS HERAS

 

 

CONTINUARÁ...