Noticias MTX Elite Bodybuilding

BATATA EN TU DIETA

BATATA EN TU DIETA

 

La batata o boniato es un tubérculo muy nutritivo, y en la cocina es muy versátil, podemos emplearlo en recetas dulces y saladas, incluso preparado de la forma más básica no necesita ningún condimento para resultar delicioso y agradable al paladar, la mejor forma de apreciar su sabor es haciendo batata asada.

Es uno de los alimentos más aliados para la dieta culturista. Se puede incluir tanto en guarniciones como en plato principal. Comer boniatos asados es una idea fantástica que nos aporta carbohidratos en nuestra dieta, tan necesarios. Comerlos de manera asada o a la plancha es lo mejor. 

Asar boniatos en el horno es de lo más sencillo, nuestro método siempre ha sido el de hacerlos enteros, envueltos en papel de aluminio, a baja temperatura y por un tiempo prolongado hasta que están tiernos. Recordad que los boniatos resultan más dulces si se hacen a baja temperatura, esto se debe a que su elevado contenido en carbohidratos, principalmente compuestos por almidón que durante la cocción, a temperaturas de entre 57º C y 99º C, se degrada y se convierte en dextrinas y maltosa, un azúcar compuesto por dos moléculas de glucosa que endulza una tercera parte de lo que endulza el azúcar de mesa.

Temperatura de asado

Pero no necesariamente se tienen que asar las batatas a la temperatura indicada para que resulten dulces, podéis hacer la prueba asando tubérculos de la misma variedad (hay distintas variedades de batatas, algunas más dulces que otras) a una temperatura de unos 180º C y otra sin llegar a los 100º C, evidentemente el tiempo de horneado será mayor.

Del mismo modo, según el tamaño de los boniatos, se deberá regular la temperatura para obtener una cocción homogénea. Las piezas de tamaño medio se pueden asar a 180º C y pueden tardar unos 40 minutos, unas batatas muy grandes podrán asarse a unos 150º C y el tiempo se puede duplicar.

No hay tiempos concretos porque no hay dos boniatos iguales (ni hornos), pero no es ningún problema, durante el horneado la batata estará protegida por el papel de aluminio y no se quemará a las temperaturas que barajamos, y comprobar que está cocida es tan sencillo como pinchar la batata con la hoja del cuchillo o con un palillo, si entra con suavidad, estará lista, comienza a incluirla en tu dieta.